Como este señor.

Hoy regresé a hacer algo que hace mucho tiempo no hacía. Algo que había estado detenido, pero que me encanta hacer. Lo hice porque surgió. Había que hacerlo y tuve que regresar a hacerlo. Suena redundante, pero no lo es. De hecho, así tenía y tiene que ser. Sonará críptico, pero no les puedo decir qué fue o qué es, porque en realidad no hay más que eso. Esa dulce sensación de volver sólo por volver. Es una de las lecciones que me ha dejado este año 2013 (tan raro él). Mismo en que salió esta canción con la que celebramos el “eterno retorno”.

Sí. Volver por el mero hecho de hacerlo. Justo como este señor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s