Básicamente, así pasa cuando un creativo junior va a presentar con un cliente.

La escena es más o menos la siguiente:

Todo el equipo creativo está en junta, presentando con el cliente. Van pasando uno a uno. Cuentas, planning, director creativo y la dupla senior.  Hasta que llega el turno de un junior. Es la primera vez que el junior presenta con el cliente, lo que significa el todo o nada. Y sí, el junior muere de nervios por esta ocasión. El equipo de la agencia lo apoya, lo anima y le da consejos para presentar. El junior se llena de valor y pasa al frente a presentar la pieza de la campaña que tiene asignada.

Llega el momento de la verdad.

El junior titubea un poco por ser su primera vez. Se dice a sí mismo que debe tener confianza. Su actitud cambia. El cliente, a pesar de ser “Don Cliente”, lo nota. El junior expone su pieza, la muestra y la defiende. El cliente no puede quedar de otra forma, más que apantallado por las ganas de este nuevo talento.

Y sí, como muchas veces sucede, el cliente no acaba de entender al 100% la campaña que le acaban de vender. De todas formas la va a comprar. El junior sabe que ha presentado bien. Que ha pasado la prueba y ha ganado su pase, poco a poco, a más presentaciones. El equipo de agencia se lo aplaude.

Es de esta manera, que ejemplificado con una escena de Dragon Ball, les dejamos un consejo a todos aquellos nuevos talentos que quieran estar en el mundo de la publicidad: Se necesita talento, pero también mucha determinación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s